Día del Emprendedor en Madrid

Emprendedor, este es tu sitio

Maneras de mejorar la liquidez de tu negocio

La liquidez es la capacidad de tu empresa para pagar las facturas a su vencimiento. Pero por desgracia la mayor parte de las empresas que tienen que cerrar es porque no tienen liquidez para hacer frente a sus gastos, por lo que es un parte bastante importante que hay que estar pendiente de ella todos los meses, no sólo cuando tenemos facturas que pagar.

Creo que aprender a tener liquidez debe ser una prioridad para los emprendedores, pues de ello va a depender que su futura empresa vaya bien o tenga que cerrar.

Maneras de mejorar la liquidez de tu negocio

Conocer lo que ingresamos y lo que gastamos es fácil, pero a veces no le damos la importancia que se merece conocer los ingresos brutos y netos que tenemos.

Cobramos, vendemos, pero se nos olvida mantener controlado el flujo de caja que hacemos al día.

Pero ¿Hay alguna forma de mejorar la liquidez de nuestra empresa? Todos hemos oído hablar de que "El efectivo es el rey", y sí, es posible mejorar la liquidez de nuestra empresa con unas sencillas pautas o consejos a seguir.

Mover cuentas: Esto quiere decir mover cuentas a través de nuestra entidad financiera. Cuando montamos nuestra empresa, hay que hacerse una o varias cuentas exclusivamente a nombre de la empresa, esto nos permitirá ganar intereses sobre saldos de exceso de efectivo por estos movimientos.

O también transferir los fondos de una cuenta a otra que genere intereses cuando no se necesitan los fondos, y transfiriendo de nuevo a la otra cuenta cuando se necesita los fondos.

Reducir los gastos generales: Evalúa tus gastos generales y comprueba si puedes disminuirlos (sin sacrificar las cosas importantes). La reducción de los gastos generales tiene un impacto directo en la rentabilidad. Los gastos generales, incluidos el alquiler, la publicidad, la mano de obra indirecta y los honorarios profesionales, son gastos indirectos.

Activos que no producen: Si tus activos no producen, es el momento de deshacerte de ellos. La única razón por la que se debe pasar el dinero en activos tales como edificios, equipos y vehículos es generar ingresos.

Cuentas pendientes: Estar al tanto de las cuentas pendientes por pagarte nos asegura que estamos facturando a nuestros clientes y que nos están pagando. Si no nos damos cuenta de que nos deben dinero, se nos pasarán los pagos y nos quedaremos al descubierto.

Cuentas por pagar: Negociar las condiciones de pago para poder alargar los pagos a los proveedores siempre que sea posible, permitirá que tengamos dinero en el momento.

Rentabilidad: Revisa la rentabilidad de tus productos y servicios. Evalúa donde puedes incrementar los precios de forma progresiva para mantener o aumentar la rentabilidad. A medida que los costos aumentan y los mercados cambian, puede ser necesario ajustar así los precios.

Implementar estos simples consejos te ayudará a mejorar tu liquidez de forma inmediata. Esto te ayudará a tener unos niveles de flujo de caja adecuados para que puedas continuar con las operaciones y la empresa crezca.

Hay dos principales razones utilizadas para medir el índice de liquidez de la empresa. La relación actual es igual a los activos corrientes divididos por los pasivos corrientes. Esto debería tener un ratio de 2 a 3, lo que indica que tienes fondos líquidos suficientes para pagar tus obligaciones actuales.

Puedes encontrar los saldos de tus activos corrientes y pasivos corrientes en el balance general. Acude a tu contable si necesitas más orientación.