Día del Emprendedor en Madrid

Emprendedor, este es tu sitio

Cómo hacer a tus empleados más rentables

Por desgracia, algunas de las peores decisiones que puedes tomar como empresario, es contratar a los empleados equivocados. Y por el contrario, una de las decisiones más afortunadas es contratar a los empleados adecuados.

Un mal empleado te costará meses de sueldo, si no son años, pero un buen trabajador te redundará en beneficios constantes. Así que la verdadera pregunta es: ¿Cómo podemos hacer que nuestros empleados rindan más?

Cómo hacer a tus empleados más rentables

Algunos podrían argumentar que acaban de contratar a las personas adecuadas y ya obtienen todo lo que pueden de ellas, pero yo diría que no es lo suficiente.

Es necesario motivar hasta a los empleados más trabajadores y brillantes para que rindan más. Eso requiere ponerles metas, sistemas y procesos y saber recompensarlos si los cumplen correctamente.

Mi experiencia también me dice que la gente reacciona bien a los incentivos y ningún empleado, independientemente de su talento, tendrá éxito en un negocio mal dirigido o estructurado.

Todo esto se reduce al principio fundamental de asegurarnos de que los objetivos de negocio están alineados con los estándares de desempeño de los empleados. Si lo haces, puedes convertir rápidamente a empleados mediocres en buenos empleados, y los buenos empleados en grandes.

Así que con eso, te ofrezco mis cuatro reglas para la alineación de objetivos de los empleados individuales con el de su negocio:

  1. Usa un modelo de negocio en el que se desglose los beneficios de la empresa por empleado. Por ejemplo, una empresa de contabilidad que tiene varios empleados profesionales que controlan sus horarios, sus horas facturables y la calidad del servicio, se le controla su sueldo base. De esta manera puedes saber lo que ingresa cada empleado.

  2. Establecer normas apropiadas de trabajo y juzgar sobre ellas.

Esto es importante porque ciertas normas pueden no ser aplicables para empleados específicos. En mi caso, yo sólo quiero juzgar a los miembros de mi equipo basándome en cosas que pueden controlar. Eso significa juzgar como mis empleados usan sus horas de trabajo y la calidad de su trabajo. Esas son las dos normas en las que me baso para juzgar su trabajo. A tal fin, no puedo medir la rentabilidad mis empleados basándome en los gastos generales o en las nuevas ventas.

  1. Bonos que recompensan el trabajo bien hecho.

Mis empleados tienen un sueldo base que es apenas suficiente para pagar sus gastos. Pero reciben bonos por el buen desempeño mensuales. Este bono está estrictamente diseñado para recompensar el comportamiento excelente de mis trabajadores.

Cada uno de estos bonos está diseñado para recompensar el comportamiento que está dentro de su control y directamente relacionados con los intereses de nuestros clientes y nuestro negocio.

  1. Seguimiento y publicar los resultados.

Veo a cada empleado como una unidad rentable. Sin embargo, toda la organización debe funcionar en conjunto para conseguir nuestros objetivos. Mediante el seguimiento de los resultados del desempeño de cerca y publicarlos en bolsa, la presión de grupo positiva emerge y se alcanza el máximo rendimiento.

Aunque cada empresa es diferente, todas las organizaciones necesitan empleados para apoyar los objetivos estratégicos generales de la compañía. Siempre hay una manera de incentivar a los empleados adecuadamente.

Independientemente del negocio, todas las empresas van hacia lo mismo: ofrecer algo que alguien necesita a cambio de un beneficio.